ensst

Publicado: Martes, 08 Octubre 2019 16:24
Escrito por Administrator

 

ESCUELA NORMAL SUPERIOR SANTIAGO DE TUNJA

 

RESOLUCIÓN NO. 034

(18 de Julio de  2019)

Por la cual se reforma el Manual de Convivencia   de la Escuela Normal Superior Santiago de Tunja.

El Rector de la Escuela Normal Superior Santiago de Tunja, en uso de sus atribuciones legales que le confiere la Ley 115 de 1994 y el Decreto 1860 de 1994, y

 

CONSIDERANDO:

 

Que la Escuela Normal debe aplicar las normas establecidas por la Constitución Política de Colombia; por la Ley 1098 de 2006, Ley de Infancia y Adolescencia, Ley 1620 de 2013, mediante la que se crea el Sistema Nacional de Convivencia Escolar y Formación para el ejercicio de los Derechos Humanos, la Educación para la Sexualidad y la Prevención y mitigación de la Violencia Escolar, y demás decretos reglamentarios.

Que la Constitución Política de Colombia consagra el fomento de prácticas democráticas para el aprendizaje de los principios y valores de la participación.

 Que la Ley 115 de 1994, en sus artículos 73 y 87, ordena que todo establecimiento educativo debe adoptar un Reglamento o Manual de Convivencia dentro de su Proyecto Educativo Institucional.

 Que de acuerdo con el Decreto 1860 de 1994, artículos 14 y 17, el Proyecto Educativo Institucional de los establecimientos educativos debe contener el Manual de Convivencia con una definición de los derechos y deberes de los estudiantes y de sus relaciones con los demás estamentos de la comunidad educativa.

 Que de conformidad con el decreto 1965 de 2013, los manuales de convivencia de los establecimientos educativos, se deben ajustar de acuerdo con la ley 1620 de 2013 y otros aspectos relacionados con incentivos y la participación de las entidades del orden nacional y territorial, establecimientos educativos, la familia y la sociedad dentro del Sistema Nacional de Convivencia Escolar.

 Que es necesario establecer parámetros que faciliten a los integrantes de la Comunidad Educativa las relaciones de convivencia pacífica, armonía y un ambiente propicio para el desarrollo de todas las actividades en torno al SER, al SABER y al SABER HACER.

 Que, para fortalecer los Principios y fines de  la  educación,  se debe vivenciar la Misión y la Visión de la Institución Educativa. En   consecuencia   se   hace   necesario   establecer   una   ruta   a seguir que contemple derechos y deberes, así como también la corresponsabilidad de la familia para el fortalecimiento de una educación integral.

Que es prioritario el establecimiento de compromisos, derechos y deberes de los miembros de la Comunidad Educativa, con el fin de favorecer la toma de decisiones y el ejercicio de la autonomía escolar dentro del marco de la ley.

 Que dentro de los procesos pedagógicos es necesario establecer normas claras y precisas que orienten el comportamiento hacia la formación integral de los estudiantes.

 Que, atendiendo a las normas legales vigentes, a la oferta educativa y al Proyecto Educativo Institucional, la Comunidad Educativa de la Escuela Normal Superior Santiago de Tunja, acordó revisar y participar en los ajustes del presente Manual de Convivencia.

 Que, en lo conceptuado por la Corte Constitucional, se declara que: “Al momento de matricularse una persona en un centro educativo celebra por ese acto un contrato de naturaleza civil; un contrato es un acuerdo de voluntades para crear obligaciones” (ST-612/92).

 “La Corte Constitucional ha reiterado a lo largo de la jurisprudencia, en el sentido de considerar que quien se matricula en un centro educativo, con el objeto de ejercer el derecho constitucional fundamental que lo ampara, contrae por ese mismo hecho obligaciones que debe cumplir, de tal manera que no puede invocar el mencionado derecho para ocultar las infracciones en que incurra” (ST–2/92).

 “La educación ofrece un doble aspecto. Es un derecho-deber, en cuanto no solamente otorga prerrogativas a favor del individuo, sino que comporta exigencias de cuyo cumplimiento depende en buena parte la subsistencia del derecho, pues quien no se somete a las condiciones para su ejercicio, como sucede en el discípulo que desatiende sus responsabilidades académicas o infringe las normas disciplinarias que se comprometió a observar, queda sujeto a las consecuencias propias de tales conductas: la imposición de las sanciones previstas dentro del régimen interno de la Institución, la más grave de las cuales, según la gravedad de la falta, consiste en su exclusión del establecimiento educativo” (ST-512/92).

 “La función social que cumple la educación hace que dicha garantía se entienda como un derecho-deber que genera para el educador como para los educandos y para sus progenitores un conjunto de obligaciones recíprocas que no pueden sustraerse; ello implica que los planteles educativos puedan y deban establecer una serie de normas o reglamentos en donde se viertan las pautas de comportamiento que deben seguir las partes del proceso educativo” (ST- 527/95).

 “La Constitución garantiza el acceso y la permanencia en el sistema educativo, salvo que existan elementos razonables, incumplimiento académico o graves faltas disciplinarias del estudiante, que lleven a privar a la persona del beneficio de permanecer en una entidad determinada” (ST-402/92).

 “La exigibilidad de esas reglas mínimas al estudiante resulta acorde   con   sus   propios   derechos   y   perfectamente   legítima cuando se encuentran consignadas en el Manual de Convivencia Escolar que él y sus acudientes firman al momento de establecer suscribir ese documento, así como a integrar el plantel, pero lo que sí se le puede exigir inclusive mediante razonables razones es que cumpla sus cláusulas una vez ha entrado en vigor, en este orden de ideas, concedida la oportunidad del estudio, el comportamiento del estudiante, si reiteradamente incumple pautas mínimas y denota desinterés o grave indisciplina puede ser tomado en cuenta como motivo de exclusión” (CS-555/94).

 Que teniendo en cuenta las sugerencias realizadas por los diferentes estamentos de la Comunidad Educativa, los análisis hechos a estos por parte del Consejo Directivo y en diferentes sesiones realizadas durante el año escolar 2019, específicamente; en sesión del día 20 de junio de 2019, éste adoptó y puso en firme los ajustes para el presente Manual de Convivencia.

 

RESUELVE:

 ARTÍCULO 1. Promulgar el presente Manual de Convivencia para la Escuela Normal Superior Santiago de Tunja.

ARTÍCULO   2.  Ordenar la socialización del   contenido   del Manual de Convivencia entre todos los estamentos que conforman la comunidad educativa de la Escuela Normal Superior Santiago de Tunja, con el fin de que se asuman conscientemente los compromisos.

ARTÍCULO 3. Adoptar el contenido del siguiente Manual de Convivencia, el cual contempla todos los aspectos formativos con el fin de que prevalezca la sana convivencia en la Escuela Normal Superior Santiago de Tunja.

 

PRESENTACIÓN

RESEÑA HISTÓRICA

RESOLUCIÓN

CAPÍTULO I:       Objetivos

CAPÍTULO II:      Elementos Teleológicos

CAPÍTULO III:    Permanencia de los Estudiantes

CAPÍTULO IV:    Proceso Disciplinario

CAPÍTULO V:     Sistema de Convivencia Escolar

CAPÍTULO VI:    Funciones, Deberes y Derechos de los Padres de Familia y/o Acudientes

CAPÍTULO VII:   Deberes y Derechos de Docentes, Personal Administrativo y Operativo

CAPÍTULO VIII: Gobierno Escolar

CAPÍTULO IX:    Sistema Institucional de Evaluación

CAPÍTULO X:      Otras Instancias de Participación

Categoría: